lunes, 13 de abril de 2009

Jazz y Fotografía
Por Jimmy Hungría


Desde el miércoles 29 de Abril hasta el miércoles 27 de Mayo en la Sala Wifredo García de Casa de Teatro Jazz en Dominicana estará presentando la “Primera Exposición Fotográfica – Los Colores del Jazz”. Al enterarse de la misma, nuestro amigo Jimmy Hungría quiso compartir con todos su interesantísimo artículo “Jazz y Fotografía”. El mismo lo publicaremos en tres partes, siendo la primera de estas hoy. Nuestras gracias a Jimmy por su aporte.

Jazz y fotografía por Jimmy Hungría

“El jazz y la fotografía son parecidos por su espontaneidad y su improvisación. Se producen cuando se escucha y ve algo, y uno lo graba y se fija para siempre” (William Claxton).

"Todos almacenamos mentalmente cientos de imágenes fotográficas, prestas a la recuperación instantánea. Todas las fotografías aspiran a la condición de ser memorables; es decir, inolvidables" (Susan Sontag).

“Hay fotos conmemorativas y hay fotos emblemáticas. Las primeras simplemente celebran la ocasión y las segundas sirven, un tanto simbólicamente, para señalar toda una época y fijar un estilo, unas actitudes, que bien se resumen en "la pose". Pero toda foto conmemorativa representa ese momento en que las anécdotas se congregan, porque somos animales del momento, del instante del "clic", y también de la memoria” (Edgardo Rodríguez Juliá)

En homenaje al maestro de la fotografía dominicana, Wifredo García, una muestra de su obra (y de sus colecciones de libros y de cámaras antiguas) se exhibe, del 19 de febrero al 24 de mayo, en el Centro León, donde también se le dedicó un ciclo de conferencias, coloquios y tertulias el año pasado, uno de cuyos panelistas, el artista y crítico Carlos Acero, informó el sensacional hallazgo de una serie de fotos (desconocidas durante medio siglo) que Wifredo García tomó a Louis Armstrong, en una presentación de este en Kansas City, en 1958, lo que aprovecho como pretexto para volver a escribir un chin sobre jazz y fotografía.

En uno de mis artículos que compilé en el libro “Helados que el tiempo derritió”, escribí que “la memoria visual del jazz expresada en la fotografía se ha divulgado en las carátulas de los discos así como en carteles, postales, calendarios, revistas y libros”, y mencionaba a varios de sus principales exponentes, entre ellos Otto Hess, Carl Van Vechten, Milt Hinton, Lee Friedlander, Lee Tanner, Gjon Mili, Francis Wolff, Hugh Bell, Jacques Lowe, Jack Vartoogian, Duncan Schiedt, Don Hunstein, David Redfern, Jim Marshall, Valerie Wilmer, Barbara Bordnick, Deborah Feingold, Carol Friedman, Roy DeCarava, Guy Le Querrec, Jean-Pierre Leloir, Giuseppe Pino, Herb Snitzer, Michel Volanthen, Gerardo Cañellas, Jorge Lardone, Judy Kirtley, William Gottlieb, William Claxton, Herman Leonard y Art Kane. Me referiré a los tres últimos.

Tanto de William Claxton como de Herman Leonard se han reunido numerosas fotografías en sendos libros titulados, respectivamente, “Jazz Seen” (Taschen, Colonia, 1999) y “Tras la escena. Las fotografías de Herman Leonard” (Editorial Electa, Random House Mondadori, Barcelona, 2006), ambos de venta en la librería Cuesta. El último tiene un prólogo de Quincy Jones, que empieza con estas palabras: “El jazz y la fotografía han mantenido siempre una relación tan estrecha y frecuente que es imposible no encontrar similitudes entre ambos”.

Sobre Art Kane les diré que, en su más famosa fotografía (tomada en el barrio newyorkino de Harlem, en la calle 126, entre las avenidas Quinta y Madison, una mañana de verano, en 1958, y publicada en la edición de enero de 1959 de la revista Esquire), retrató a 57 músicos de jazz, quienes posaron al frente de un edificio, “como si acabaran de salir de una convención, colmando la escalera y la acera”, como bien describió Sergio Ramírez al presentar (en la Feria del Libro de Guadalajara, México, 2004) el libro “Musarañas de domingo” (La Editorial, Universidad de Puerto Rico, 2004), compilación de formidables artículos, crónicas, reseñas y ensayos que Edgardo Rodríguez Juliá (quien nos visitó en la XI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2008, deslumbrándonos con una conferencia magistral sobre la literatura antillana) escribió en El Nuevo Día y otras publicaciones boricuas, incluyendo uno dedicado a la fotografía de Kane (páginas 86-91), titulado “Un día en Harlem”, publicado originalmente el 31 de mayo de 1996 en El Nuevo Día, gracias al cual me enteré, entre otras cosas, que quien propuso a Kane tomar la foto fue Robert Benton, entonces director gráfico de la revista Esquire y quien, años más tarde, tendría una destacada carrera en el cine como guionista y director.

A continuación, mencionaré, en orden alfabético de apellidos, a los 57 jazzistas retratados: Red Allen, Buster Bailey, Count Basie, Emmett Berry, Art Blakey, Lawrence Brown, Scoville Browne, Buck Clayton, Bill Crump, Vic Dickenson, Roy Eldridge, Art Farmer, Bud Freeman, Dizzy Gillespie, Tyree Glenn, Benny Golson, Sonny Greer, Johnny Griffin, Gigi Gryce, Coleman Hawkins, J.C. Heard, Jay C. Higginbotham, Milt Hinton, Chubby Jackson, Hilton Jefferson, Osie Johnson, Hank Jones, Jo Jones, Jimmy Jones, Taft Jordan, Max Kaminsky, Gene Krupa, Eddie Locke, Marian McPartland, Charles Mingus, Miff Mole, Thelonious Monk, Gerry Mulligan, Oscar Pettiford, Rudy Powell, Luckey Roberts, Sonny Rollins, Jimmy Rushing, Pee Wee Russell, Sahib Shihab, Horace Silver, Zutty Singleton, Stuff Smith, Rex Stewart, Maxine Sullivan, Joe Thomas, Wilbur Ware, Dickie Wells, George Wettling, Ernie Wilkins, Mary Lou Williams y Lester Young.

Hay más información sobre la fotografía de Art Kane en las siguientes páginas de internet:
www.artkane.com www.harlem.org

Nota: Parte 2 de 3 será publicada el miércoles 15 de abril.

1 comentario:

Jorge dijo...

Muchas gracias por nombrarme entre fotógrafos tan destacados.
Saludos desde el lejano sur...
Jorge Lardone
www.elcolordeljazz.com.ar